• 1995-2015 Trabajando con vosotros
  • Declarados de utilidad pública
  • Servicio de Comunidad de Madrid

Síntomas conductuales

Los trastornos de conducta y del estado de ánimo forman parte intrínseca de esta enfermedad, causan gran malestar al enfermo y son fuente de sufrimiento enorme para los familiares y los cuidadores.

Todos estos síntomas se pueden tratar eficazmente, con medios farmacológicos y con medidas no farmacológicas, con el consiguiente beneficio y alivio para el enfermo, su familia y su cuidador.

Los trastornos más comunes en esta enfermedad: 

ACTOS Y PREGUNTAS REPETITIVAS
Las personas afectadas por la demencia tipo Alzheimer tienden a repetir constantemente actos o preguntas de forma reiterada. Es frecuente en las demencias la aparición de lo que se denominan perseveraciones, que suponen un anclaje una y otra vez en una misma acción.
Por lo general se debe a preocupaciones, inseguridades, a la desorientación o a la falta de memoria. La insistencia de la pregunta se debe a que esta no ha sido fijada en su memoria y la contestación emitida por el cuidador tampoco ha sido almacenada.

VAGABUNDEO O DEAMBULACIÓN ERRANTE
Es la conducta de deambular sin rumbo ni objetivo, y empeño por marcharse. Puede haber intentos de escapar, por lo que lo más importante en estos casos es la seguridad.
Esta alteración de la conducta puede estar condicionada por:
- El lugar donde predominen las lesiones cerebrales
- Causas externas: desorientación temporoespacial, miedo, falta de ejercicio físico, aburrimiento o inseguridad.
- Estímulos somáticos: como serían el dolor, malestar físico o la sensación de hambre. O por el entorno, con una gran cantidad de estímulos o pobreza de los mismos, poca luz, etc.

CAMBIOS DE HUMOR
Son cambios bruscos en los sentimientos provocados por la inseguridad, sumada a la pérdida de control y entendimiento del entorno que le rodea y pérdida de la memoria.

  • Reacciones catastróficas: Son arranques de agitación desproporcionados a la causa que los provoca. Se presentan cuando el cuidador se empeña a toda costa que realicen algo que excede sus capacidades.
  • Quejas al cuidador: Todos los cuidadores de enfermos de Alzheimer las experimentan. Muchos reciben acusaciones del paciente. En muchas ocasiones vienen motivadas por significar la pérdida de independencia.
  • Ansiedad: Sentimiento de miedo que provoca nerviosismo.
  • Agitación: Estado de intranquilidad y excitación (verbal o motora) que el afectado no puede controlar y que carece de una finalidad aparente. Muchas veces precede a la agresividad, por lo que controlarla puede evitar llegar a situaciones límite.
  • Agresividad: Estado de gran tensión que expresa con muchos movimientos o ataques verbales/físicos. Puede ser debida a múltiples factores o a la suma de ellos (cansancio, fármacos, un entorno exigente, etc.).
  • Tristeza-depresión: Es una reacción ante la pérdida de capacidades o resultado propio de las lesiones cerebrales relacionadas con el estado afectivo. Afecta al estado de ánimo y a la manera de pensar y concebir la realidad.

TRASTORNOS DEL RITMO SUEÑO-VIGILIA
Alrededor de la mitad de las personas con esta enfermedad van a presentar esta alteración a lo largo de la enfermedad, y es uno de los problemas de conducta que más repercuten en los cuidadores, que normalmente está causado por la desorientación.
En muchas ocasiones el afectado duerme durante el día, y se despierta por la noche. Muchas veces quieren levantarse con la idea de salir a la calle, toman actividad en el hogar o deambulan por la casa.

CAMBIOS DE PERSONALIDAD
Los cambios de personalidad que aparecen en la demencia tipo Alzheimer, pueden ser los siguientes:

  • Se vuelven o inestables, irritables, ansiosos
  • Apáticos, distantes, indiferentes, desmotivados, desinteresados.
  • Desinhibidos, con alteración del juicio y actos sexuales inadecuados.

Estos cambios son derivados de la enfermedad. La causa puede ser motivada por no comprender la situación vivida, por no recordar cómo hacer las cosas, por no conseguir expresar sus sentimientos y por no reconocer gente de su entorno.

DELIRIOS Y ALUCINACIONES
Es común que la persona con la Enfermedad de Alzheimer experimente delirios y alucinaciones.
Delirios: Son creencias falsas que se fundamentan en conclusiones incorrectas de la realidad. A medida que avanza la enfermedad, las situaciones delirantes se hacen menos comunes ya que se requiere un grado de conservación importante del pensamiento para llegar a estos estados.
Las cinco ideas delirantes típicas de los enfermos de Alzheimer son: creencia de que le están robando sus objetos personales, sentirse en casa ajena cuando está en su domicilio, ver al cónyuge o al cuidador como un impostor, tener miedo a que va a ser abandonado, estar convencido de que el cónyuge le es infiel, o creer que las personas de su entorno no son quienes dicen ser.
Alucinaciones: Son impresiones sensoriales que acontecen sin que exista un estímulo real que las provoque. La persona puede ver, oír o tener sensaciones que no están ocurriendo en ese momento. La más frecuente de ellas es ver personas en la casa que realmente no están allí. Son tan reales que la persona puede sentir desde miedo o ansiedad hasta alegría o sensación de bienestar.

DESINHIBICIÓN Y CONDUCTA SEXUAL INAPROPIADA
Son las conductas inapropiadas e impulsivas del afectado, de forma que son incapaces de mantener los niveles de conducta social.
La desinhibición es el estado que hace que el paciente se comporte de forma impulsiva e inapropiada de forma que son incapaces de mantener sus niveles previos de conducta social. Esta desinhibición les lleva a menudo a sentirse eufóricos, gritar, insultar, autolesionarse, ser marcadamente impertinente o moverse de manera incesante.
La conducta sexual inapropiada tiene que ver con la capacidad de juicio crítico y desorientación, produciendo esta llamada "desinhibición", como por ejemplo desnudarse en sitios inadecuados, masturbarse o tocar a otra persona de manera inconveniente.


FENÓMENO DE LA PUESTA DE SOL
Los pacientes con demencia tienden a empeorar con frecuencia a última hora de la tarde o primera de la noche. A este proceso se le ha denominado "fenómeno de la puesta de sol". Les produce confusión, inquietud, vagabundeo, agitación o gritos al atardecer, y aumenta el estrés del cuidador
La causa de este fenómeno todavía no es muy conocida. Podría deberse a la reducción de estímulos que acontece el anochecer, a la disminución de la luz que podría afectar a la capacidad de interpretar los estímulos o a la mayor activación a esas horas en los domicilios familiares.

Mapa

Afa Getafe Leganés

Asociación de Familiares de Personas con Alzheimer y otras demencias de Getafe y Leganés.
Avenida Arcas del Agua, nº3, sector 3 - 28905 (Getafe)

  • Telf.- 91 601 13 39 
  • Móviles: 629 132 414 
  • Correo electrónico: afalgetafe#afalgetafe.org

 

envianos un email

Miembro de

logoceafalogofafal